DOLOR DE CABEZA: CAUSAS Y FORMAS DE COMBATIRLO

Pero a pesar de las diferencias de cada tipo, hay una cosa que tienen todos en común: el dolor no se origina en el cerebro ya que no tiene nervios sensitivos. La mayoría de los dolores ocurren en las meninges (que son las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal). Cuando esos tejidos se inflaman, duele... y mucho.

PERO, ¿CUALES SON LAS CAUSAS DEL DOLOR?

Los dolores son tan comunes (afectan a casi el 90% de la población) que mucha gente piensa que es una parte inevitable de nuestra vida). Sin embargo, esto no es así. EL DOLOR NO ES ALGO NORMAL sino que es la manera que tiene el organismo de AVISAR DE QUE ALGO VA MAL. Puede ser el resultado de problemas emocionales como estrés y depresión, puede ser provocado por problemas físicos como una mala postura, enfermedad hepática o una ingesta excesiva de alcohol, cafeína o alguna otra sustancia tóxica. Puede ser consecuencia de una deshidratación o un exceso de sol. Pueden ser cambios hormonales, falta de sueño o incluso exceso de horas durmiendo; en fin, las causas son infinitas.

Los expertos admiten que no se sabe realmente cual es la verdadera razón de un dolor de cabeza, lo que si tienen claro es que sea cual sea la causa, el dolor hay que calmarlo, ya que nos termina afectando a todos las actividades cotidianas.
Existen numerosos fármacos capaces de aliviar el dolor, pero, antes de utilizarlos os recomiendo que antes de utilizarlos intentéis con algunos de los siguientes remedios naturales:

1- PRACTICA LA OSCILACIÓN

Hay un remedio muy simple de la medicina tradicional China que consiste en hacer oscilar los brazos rítmicamente hacia delante y hacia atrás. De pie, en posición relajada, se balancean los brazos de lado a lado continuamente durante unos minutos o hasta que sintamos un calentamiento en los brazos. Dicho calentamiento indica que la sangre (y, por tanto, la presión y el dolor) está circulando por la cabeza y por los brazos. En ese momento, debemos tocarnos la cara con las manos haciendo movimientos circulares alrededor de los ojos. Repetir el ejercicio varias veces o hasta que desaparezca el dolor.

2- BEBER MUCHO LIQUIDO

Debemos beber entre 2 y 2,5 litros de agua al día. Hay una teoría que afirma que la deshidratación es una de las causas más comunes de dolor de cabeza. La razón es que el cerebro necesita de una cantidad adecuada de agua para funcionar correctamente. Cuando la cantidad de agua en el organismo empieza a decaer, los vasos sanguíneos del cerebro se dilatan para estimular la circulación. Es decir, se inflaman y eso es la causa del dolor. Si tomamos un medicamento para el dolor de cabeza junto a un vaso grande de agua, lograremos un efecto mucho mayor que si tomamos el medicamento solo. De hecho, uno de los primeros síntomas de una deshidratación es un dolor de cabeza con sensación de pesadez en la cabeza a la vez que aparece un enrojecimiento y acaloramiento en la cara. En ese caso, debemos de beber inmediatamente un mínimo de medio litro de agua fresca.

3- CALIENTA TUS PIES

Otra técnica para estimular la circulación sanguínea para tratar los dolores de cabeza es la HIDROTERAPIA. Introducir los pies y tobillos en agua caliente durante 15 minutos, a la vez que aplicamos compresas frías en la cabeza. El agua caliente causará dilatación de los vasos sanguíneos de los pies, mientras que el agua fría de las compresas causarán constricción de los vasos cerebrales. Esto facilitará la difusión sanguínea a través del organismo y disminuirá la presión en el cerebro que es la causa del dolor.

4- PIENSA EN VERDE

Según un estudio realizado en Chicago por el Dr. Alan R. Hirsch, el aroma de una manzana verde puede reducir el dolor de cabeza. Para ello, basta con comernos una manzana verde, de forma que nuestra nariz pueda captar el aroma de la misma. No peléis la manzana, comerla con la propia cáscara. ¿Por qué manzana verde? Todavía no se ha aislado la sustancia que produce el efecto contra el dolor, pero frente a algo tan terrible como es un dolor de cabeza, ¿no vale la pena intentarlo con un remedio tan simple como comerse una manzana?.

5- SUPLEMENTACIÓN

Algunas hierbas y suplementos dietéticos como el PIRETRO (Chrysanthemum parthenium), el MAGNESIO o el GINGER (Zingiber officinalis) pueden ayudar a tratar los síntomas del dolor de cabeza.
· El PIRETRO es un remedio muy efectivo sobretodo en aquellas migrañas difíciles de tratar. La dosis recomendada es de 30 gotas del extracto de la planta tomadas tan pronto como aparezcan los primeros síntomas del dolor, y otras 30 cada 15 minutos durante una hora o hasta que el dolor desaparezca. Generalmente es necesario tomar 2-3 dosis hasta que el dolor desaparezca.
· Se ha relacionado la aparición de migrañas con individuos faltos del mineral MAGNESIO, lo que puede subsanarse con una ingesta diaria de 200-400 mg de MAGNESIO.
· El GINGER ayuda a prevenir o tratar migrañas provocadas por problemas digestivos, parece ser que esto lo realiza gracias a su actividad antiinflamatoria que elimina el dolor y las nauseas. La dosis recomendada es de 500 mg de GINGER (preferentemente en cápsulas) antes de las comidas tomadas antes de las comidas.
· La medicina tradicional China sugiere que beber un té preparado a partir de las flores del Chrysanthemum morifolium (de la familia del Chrysanthemum parthenium), es el mejor remedio para combatir todo tipo de dolores de cabeza. Se le conoce como el "TE DE LOS ESTUDIANTES" ya que se administra a aquellas personas que leen en exceso o realizan otro tipo de actividades que requieren muchas horas de esfuerzo visual.

6- COME ALMENDRAS

En lugar de tomar una aspirina, intenta comer 12 almendras. Las almendras contienen SALICINA que es el ingrediente activo de la aspirina. Las almendras se llevan utilizando desde hace siglos en la medicina tradicional, sobretodo en aquellas zonas donde abundan los almendros. Es un remedio sano, natural... y muy rico.

7- RELACION CAUSA-CONSECUENCIA

Aunque un remedio pueda aliviarnos rápidamente de un dolor de cabeza, debemos intentar encontrar la raíz del problema. Los dolores de cabeza (como todos los dolores) no ocurren porque sí, sino que son síntomas de problemas en otras partes del cuerpo. Desde una mala postura o un sobre-esfuerzo de la vista hasta otras enfermedades mas graves como alteraciones renales o problemas digestivos.

El primer paso para determinar la causa es ir anotando características del dolor tales como la zona exacta del dolor, si va precedido o no por otras alteraciones digestivas u otros síntomas y el momento del día en que suele ocurrir. Toda la información que podamos reunir nos ayudará a identificar y eliminar los dolores. Por ejemplo:

LOCALIZACION DEL DOLOR
POSIBLES CAUSAS
EN LA FRENTE
Problemas digestivos, alteraciones renales, constipación, sinusitis, fiebre, vista cansada
EN LOS OJOS O DETRÁS DE ELLOS
Desordenes digestivos o pélvicos
A LOS LADOS DE LA CABEZA
Estrés, desequilibrios metabólicos, problemas posturales o estructurales
EN LA CORONILLA
Desórdenes en los ovarios, útero o vejiga (o combinaciones de los tres), estrés emocional u otras condiciones psicológicas
EN LA NUCA
Vista cansada, tensión muscular, problemas auditivos. Si el dolor se extiende hasta el cuello: enfermedad pélvica o de algún órgano
MANDÍBULA
Infección dental
DOLOR EN TODA LA CABEZA
Exposición a productos tóxicos. Presión arterial elevada. Desórdenes metabólicos. Sobre-esfuerzo.

TIPO DE DOLOR
POSIBLE CAUSA
DOLOR AGUDO Y PUNZANTE
Problemas nerviosos
DOLOR PALPITANTE EN UN LADO
Inflamación o constricción de los vasos sanguíneos
DOLOR DIFUSO, PESADO Y SORDO
Infección, fiebre, disturbios digestivos
PRESION EN LA CABEZA
Fatiga, estrés emocional, intoxicación
INFLAMACIÓN
Reuma, anemia
DOLOR AGUDO Y SENSACION DE PESADEZ
Epilepsia o hiperestimulación del sistema nervioso

8- ¿CUÁNDO HAY QUE VISITAR A UN MEDICO?

A veces, un dolor de cabeza puede ser un signo de un problema mas serio como un tumor, meningitis o enfermedad hepática. Debemos acudir a un médico si de repente comenzamos a sufrir dolores de cabeza muy severos (peores de lo que hemos tenid nunca); si aparecen alteraciones de la vista o dificultad en el movimiento; si el dolor va acompañado de fiebre o rigidez en el cuello o si aparecen como consecuencia de un accidente. Es decir, si los dolores de cabeza son diferentes a los que hemos tenido hasta ese momento o si vienen asociados con otros síntomas, lo podemos considerar como una bandera roja y debemos acudir a un especialista.

*Nota: Este artículo ha sido publicado en la revista Sport Nutrition nº1.